lunes, 24 de diciembre de 2012

GALLETAS DE MANTEQUILLA Y ¡ FELIZ NAVIDAD !


Las galletas danesas son mis galletas favoritas, me encanta el sabor que queda en la boca cuando te las comes, así que cuando me dio Paula de blog «Con las Zarpas en la Masa» está receta, que es la que se usa para decorar, me enamore de ella en cuanto la probé.
Estas galletas son fáciles y están buenísimas, así que os animo a prepararlas en casa, en esta ocasión utilizamos tintes de colores para darles un toque un poco más navideño. Con este árbol os deseamos a todos una Feliz Navidad.

Ingredientes:
  • 200 gramos de mantequilla 
  • 350 gramos de harina.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.
  • Tintes de colores.



Preparación:

En un bol grande ponemos la mantequilla cortada a trozos y el azúcar y con un tenedor la batiremos muy bien, hasta       que el azúcar este bien integrado. Añadimos el huevo y la esencia de vainilla. Mezclamos muy bien.
Vamos añadiendo la harina tamizada, poco a poco, poco a poco, y mezclamos. A mí me gusta hacerlo con la mano hasta que la harina está bien integrada.

Es el momento de cortar la masa en tantas partes como colores de galletas queramos hacer. Cogemos un trozo de masa ponemos unas gotas de colorante y mezclamos muy bien. Así con todos los colores.

Ponemos dos hojas de papel de horno, y entre ellas la masa, y estiramos la masa del grosor deseado (como medio centímetro). Metemos a la nevera un par de horas.

Sacamos de la nevera, cortamos con un corta pastas, y ponemos en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Mientras precalentamos el horno a 170 grados por arriba y por abajo. Cuando tengamos una bandeja de horno llena de galletas las metemos a hacerse, a la misma temperatura y durante unos minutos (en mi horno son 8 minutos justos, pero en vuestros hornos puede ser hasta 12 minutos)

Sacamos del horno, las dejamos enfriar sobre una rejilla, y guardaremos en una lata durante mucho tiempo. Bueno eso si os duran, jeje.

Recomendaciones:

1. La mantequilla debe de estar a temperatura ambiente, obligatoriamente, sino no quedan igual de ricas al no poder mezclar bien el azúcar.

2. La esencia de vainilla no es obligatoria, puede sustituirse por otro tipo de esencia o por nada.

3. El horno es fundamental conocerlo, y más cuando se van a hacer galletas de colores, si es la primera vez que hacéis galletas os recomiendo no tintarlas, porque así veis bien como se van dorando y el momento en que tenéis que sacarlas.

Un truco para poder hacer galletas de colores sin riesgo a tostarlas demasiado, es hornear a la vez galletas tintadas y sin tintar y estas últimas os dirán cuando las tenéis hechas.

4. El corta pasta lo podéis mojan en harina y con eso cortan todavía mejor.

5. Las galletas cuando salen del horno aún están un poco blanditas pero luego se ponen más crujientes. Así que las dejáis en la bandeja del horno durante un par de minutos antes de pasarlas a la rejilla.

jueves, 20 de diciembre de 2012

PANETTONE O PANETTONCICO DE CHOCOLATE



Cuando recibí el correo electrónico de Bake the World con el reto del mes de diciembre, pensé, madre mía Panettone, pero esto ¿debe de ser muy difícil de hacer, no?. Ese mismo día me puse a buscar y buscar recetas en las que dijeran como se hacía, y la hay a miles. Primero empecé por las página italianas, pensé ¿si tuviera que hacer una tortilla de patata donde la buscaría?.

No veáis todo lo que he leído sobre ellos, y sobre cómo se hacían. Luego pase a los blogs y libros en español, y seguí leyendo, hasta que considere que con la mezcla de un par de blogs y todo lo que sabía sobre ellos había llegado el momento de comenzar a hacer la receta.
Y me salió y a la primera, creo que es la receta de la cuál estoy más orgullosa, me pegue todo el día diciéndole a mi otra parte contratante «pero has visto que monos han quedado».
Sobre el panettone se podría escribir casi una tesis doctoral, lo más importante que es un postre típico de la zona de Milán, que puede estar relleno de frutas confitadas o de chocolate, o incluso sin nada, y que tiene una textura (si sale rico) similar a un pan brioche muy suave.
Por cierto, yo compre unos moldes pequeños, y aun así salen bastante grandes, y en el paquete ponía lo de «panettoncicos», y de ahí el nombre que les hemos dado.
Animaros que no es tan difícil como parece, sólo un poco laborioso, por lo que hay que hacerlos cuando tengáis algo de tiempo para dedicarles.

Ingredientes para el prefermento:

·         125 gramos de harina de fuerza.
·         12, 5 gramos de levadura de panadería.
·         100 mililitros de agua filtrada o mejor mineral. 

Ingredientes para el panettone:

·         250 gramos de harina de fuerza.
·         12,5 gramos de levadura de panadería.
·         75 gramos de azúcar.
·         100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
·         50 mililitros de leche entera.
·         1 huevo entero a temperatura ambiente.
·         1 yema a temperatura ambiente.
·         150 gramos de chocolate negro (pepitas o a trocitos).
·         1 cucharada de agua de azahar.
·         1 cucharada de esencia de vainilla.
·         La ralladura de una naranja.
·         1 pizca de sal.

Ingredientes para montar el panettone:

·         8 moldes pequeños de panettone.
·         25 gramos de mantequilla.
·         1 yema de huevo.

Preparación:
Primer día: Prefermento
Lo primero que hacemos es el prefermeto (yo lo hice el viernes por la tarde). Para ello en un bol amplio ponemos los tres ingredientes y los mezclamos muy bien. Tapamos el bol con un papel transparente.
Los dejaremos fermentar a temperatura ambiente hasta que doble al menos el volumen, en mi caso, dos horas largas. Y en este momento yo como había crecido mucho lo metí en la nevera.
Dejad fuera de la nevera la mantequilla que vayamos a utilizar, porque tiene que estar a temperatura ambiente.
Segundo día: Elaboración del panettone.
Hay que sacar de la nevera al menos dos horas antes de empezar el prefermento y los huevos que necesitaremos estén a temperatura ambiente.
Comenzamos con la masa, mezclando todos los ingredientes menos el chocolate, en este orden, lo primero la leche un poco tibia con la levadura. Luego en el bol la harina, la sal, el huevo y la yema, la mantequilla, el extracto de vainilla y el agua de azahar, y por último la leche con la levadura. Una vez que la masa este bien mezclada (yo estuve al menos 10 minutos mezclando) añadimos el prefermento y comenzamos a amasar en serio. Yo lo hice con una amasadora de mano y estuve unos 20 minutos, veréis que queda una masa elástica aunque un poco pegajosa.
En un bol limpio ponemos harina, vertemos la masa, le echamos un poquito de harina por encima, y la tapamos con un paño húmedo y la dejamos reposar. En casa estuvo más de 3 horas levando hasta que casi se salía del bol.
Pasamos a la tercera fase, ponemos harina sobre la encimera, y echamos la masa, que aplastamos para quitarle el aire. Echamos sobre ellos el chocolate y hacemos unas tiras de cómo 10 centímetros de ancho y 20 centímetros de largo. Las enrollamos y metemos cada una de ellas en uno de los moldes de panettone que anteriormente habremos untado con un poco de mantequilla. Los dejamos sobre una bandeja de horno y cubrimos con un paño. Los dejamos nuevamente que suban hasta el límite del molde, más o menos en casa estuvieron 30 minutos.
(Os dejo el enlace de la página donde mejor vi explicado como era el proceso para formarlos y gracias a la cuál puedo decir que salieron ricos, aunque ella los hizo con la panificadora).
Aprovechamos para ir precalentado el horno por arriba y por abajo a 170 grados.
Cuando los panettones hayan subido, los untamos con la yema de huevo que nos falta por usar y les ponemos encima un trocito muy pequeño de mantequilla, y los metemos al horno precalentado. En mi caso eran pequeñitos y estuvieron 15 minutos con el horno encendido y luego 5 más con el horno apagado, y quedaron perfectos de textura. Pinchadlo a ver si están hechos, y colocadlos en una rejilla a enfriar.  

Fuentes Principales: Directo al Paladar y Kanela y Limón

Recomendaciones:

1. Utilizar siempre en los fermentos boles que sean grandes, es una masa que crece mucho y si no se os saldrá.
2. La mantequilla y los huevos a temperatura ambiente.
3. Muy importante, no llenar los moldes más de 2/3 si no se os saldrán, porque en el horno siguen creciendo.
4. Se conservan muy bien, tanto en una bolsa de plástico de congelar, como en una lata.
5. Podéis cambiar el relleno por el que os guste más, frutas confitadas o pasas, frutos secos…

viernes, 14 de diciembre de 2012

APERITIVO NAVIDEÑO: TOSTADITAS DE BUEY DE MAR


Nos acercamos a las fechas navideñas y cuando tienes que preparar en casa varios aperitivos, además de los platos contundentes, la verdad es que me gusta tener siempre algún aperitivo que sea frió para simplificar un poco la preparación de la comida.

Siempre preparamos un picadillo con mayonesa y palitos de cangrejo, pero en esta ocasión quería hacer lo mismo pero con un sabor más intenso. Como en el mercado vi unos bueyes de mar que me miraban con unos ojos de lo más coquetos, y con ellos bajo el brazo me fui para casa.

Con esta receta participó en las Receptas del 15 del mes de diciembre, sobre aperitivos navideños, no dejéis de pasar a verlas.

Ingredientes (para seis personas con dos o tres tostadas):

  • 1 buey de mar grande (1 kilo) o 2 pequeños.
  • Sal
  • 2 hojas de laurel.
  • 2 cucharadas de mayonesa.
  • 1 cebolleta pequeña.
  • 1 tomate pelado.
  • 1 huevo duro.


        
 Preparación:

Lo primero es cocer el buey de mar, como está vivo, partiremos de agua fría con sal, llenamos la olla, ponemos dentro el buey de mar y echamos una cucharada (mas o menos de sal) y las hojas de laurel. Tapamos la olla y dejamos cocer 20 minutos.

Sacamos el marisco del agua y lo dejamos enfriar.

Una vez bien frío  se le quita el caparazón y las patas. Abierto el buey, sacamos el interior, retiramos las vísceras y las partes duras, y sacamos la carne y el coral (si es hembra y tiene), lo picamos y reservamos. Con un abridor partimos las patas y sacamos su carne, la picamos y reservamos toda junta.

Picamos la cebolleta, el huevo duro y el tomate pelado previamente, muy finamente, añadimos la carne del buey de mar, la mayonesa (poco a poco hasta que quede con la textura que nos guste) y colocamos con un molde sobre un plato, servimos con tostaditas para untar.

Recomendaciones:

1. Se puede cocer el buey de mar el día de antes, sacar la carne y guardar picado en la nevera.

2. Añadir lo que más os guste, pimiento verde, lechuga, gambas cocidas, o cualquier otro marisco, o con unas olivas verdes.

3. Se puede servir sobre unas tartaletas individuales y también queda fenomenal.

4. Si el buey de mar es congelado, o no está vivo, el agua debe estar hirviendo cuando lo pongamos a cocer.

5. Podéis ponerle un poquito de mostaza a la mayonesa, le da un sabor riquísimo.

sábado, 8 de diciembre de 2012

BIZCOCHO DE MANZANA Y JENGIBRE


Los domingos por la tarde es día de hacer el desayuno para toda la semana para mi otra parte contratante, porque yo soy más de pan con aceite. Así que solemos hacer bizcocho, magdalenas, algo que nos dure varios días.
La semana pasada leyendo un libro que se llama «Delicias al horno» y que está más que interesante, descubrí un bizcocho de pera y jengibre, pero como no tenía peras lo hice con manzanas. El resultado salta a la lista. Fácil y muy rico.

Ingredientes:

·         1 manzana ácida.
·         175 gramos de mantequilla.
·         175 gramos de azúcar glass.
·         175 gramos de harina (de repostería).
·         3 huevos medianos.
·         1 pizca de sal.
·         Jengibre (al gusto).
·         1 cucharada de azúcar moreno.
·         1 cucharada de mantequilla.

Preparación: 

En un bol se pone la mantequilla a temperatura ambiente, se añade el azúcar, y se mezcla hasta que queda una crema suave, se añaden los huevos, y se bate la mezcla, añadimos la harina tamizada con la sal y la levadura química, y seguimos batiendo con una varilla. Por último añadimos el jengibre, envolvemos la mezcla y la vertemos sobre un molde que habremos cubierto con papel de horno o encamisado con mantequilla y azúcar.
Precalentamos el horno a 180 grados por arriba y por abajo.

Pelamos la manzana y la cortamos en gajos muy finos, que iremos poniendo sobre la masa, hasta cubrir toda la superficie, a continuación echaremos el azúcar y la mantequilla.
Meteremos al horno unos 35 minutos, pincharemos pasado este tiempo para ver si está cocido, sino se dejará en el horno unos 5 minutos más.
Recomendaciones:
1. Probad varias veces el punto del bizcocho antes de sacarlo, pero no abráis el horno nunca antes 20 minutos porque sino se puede bajar.
2. Si el bizcocho vierais que se pone muy dorado, tapar con papel de aluminio.

domingo, 2 de diciembre de 2012

TORTILLA DE CALABACÍN CON SORPRESA

El calabacín es una verdura que tiene muchas vitaminas y muy pocas calorías, así que para aquellos que siempre estamos mirando el peso nos viene fenomenal, además y aunque hay todo el año en el mercado, ahora está en su mejor momento.  
Receta con sorpresa, con la intención de darle un poquito más de sabor a una verdura tan suave. 

Estaba buenísima……… 



Ingredientes:

·         1 puerro.
·         1 zanahoria.
·         2 calabacines medianos.
·         1 pimiento verde.
·         3 filetes de jamón de Teruel.
·         2 tranchetes.
·         3 huevos grandes.
·         2 cucharadas de leche.
·         Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).
·         Sal.
·         Pimienta.

Preparación:
En una sartén amplia ponemos tres cucharadas de AOVE, y ponemos a pochar a la vez el puerro, la zanahoria y el pimiento verde, verduras que habremos picado muy finas (principalmente la zanahoria), con la intención de que se hagan a la vez.
Las dejaremos que se hagan hasta que estén muy pochadas, incluso hasta que cojan un poquito de color, ese es el momento de añadir el calabacín, que sin pelar habremos rallado previamente con un rallador ancho. Añadimos sal y pimienta y dejamos que se hagan lentamente.
Batimos los huevos en un bol amplio, ponemos una pizca de sal y de pimienta, y la leche. Escurrimos las verduras y las añadimos a la mezcla de huevos, damos unas vueltas.
En este momento ponemos una sartén no muy grande al fuego con una cucharada de AOVE y esperamos hasta que este bastante caliente y echamos la mitad de la mezcla de verduras y huevo, y mientras se va cuajando colocamos encima el jamón cortado a trozos y los tranchetes, vertemos el resto de mezcla de verduras y huevo y cuajamos dando la vuelta como cualquier otra tortilla.
Buenísima, sabrosa y muy ligera aunque lleve el jamón y el queso, con una simple ensalada una cena muy resultona.
Recomendaciones:
1. El puerro puede sustituirse por cebolla, y si no os gusta la zanahoria puedes quitarla no pasa nada, aunque ambas verduras le da un sabor especial.
2. Al colocar el jamón, procurad dejar un poco de margen sin jamón, para que luego no se vea al cuajar la tortilla.

3. Servir siempre caliente, para que el queso este fundido.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

MUFFINS CLÁSICOS DE CHOCOLATE


Cuando iba navegando por la red y vi la propuesta de La Cocina de Tesa de presentar una receta de comida americana, ya fuera dulce o salada, enseguida pensé en unos muffins de chocolate, ¿qué mejor manera que homenajear a Tesa en su aniversario? así que con esta receta participo en el concurso de La Cocina de Tesa.

Así que me fuí directa al libro de Magdalenas de Xavier Barriga, que le estoy sacando un rendimiento bárbaro porque todas sus recetas salen bien.
En el mismo explica claramente la diferencia entre una magdalena y un muffins, en primer lugar, la grasa utilizada es diferente, aceite en una y mantequilla en los otros, y nos dice que estos últimos son más consistentes y airosos que nuestras magdalena.
En cualquier caso estaban buenísimos, y son muy sencillos de hacer.
Ingredientes (para unos 15 muffins):

·         190 gramos de mantequilla en punto pomada.
·         190 gramos de azúcar moreno.
·         100 gramos de yemas (5 yemas aproximadamente).
·         150 gramos de claras (5 claras aproximadamente).
·         160 gramos de chocolate de cobertura.
·         90 gramos de harina blanca.
·         5 gramos de levadura química.
·         7 gramos de sal

Preparación:

En primer lugar, precalentamos el horno a 240 grados por arriba y por abajo, puesto que la masa de los muffins no debe de reposar antes de hornear.
En un bol introducimos el chocolate en el microondas, y lo deshacemos, en tandas de medio minuto para evitar que se queme.
En otro bol mezclamos la mantequilla en punto pomada (la sacaremos unas horas antes de la nevera) con el azúcar moreno hasta obtener una pasta cremosa. Y añadiremos a la mezcla, el chocolate fundido y las yemas de huevo, y mezclaremos bien.
Las claras que tendremos en otro bol, las esponjaremos, de tal manera que cuanto más esponjosas estén más aire daremos a nuestro muffins.
Cuando las tengamos, las añadiremos con cuidado a la mezcla de yemas anterior, envolviéndolas con una espátula para evitar que se baje el aire que hemos aportado.
En un recipiente aparte mezclamos la harina, con la levadura y la sal. Añadimos esta mezcla a la pasta anterior. En mi caso la tamice (pase por un colador) para evitar grumos, y la mezcle con la misma espátula y con movimientos envolventes.
Rellenamos los moldes (venden especiales de muffins, aunque yo los hice en los de magdalenas), y horneamos finalmente a 210 grados durante unos 16 o 17 minutos, con cuidado de que no se quemen por la parte superior. 
 

Recomendaciones:

1. Cuidado con el horno, es muy fácil que se quemen por arriba, si veis que se ponen un poco oscuros bajar unos grados el horno, o cubrir con papel de aluminio.
2. Las claras las podéis incluso montar a punto de nieve.
3. En la foto a Xavier Barriga le quedan con un poquito de copete, pero los tradicionales salen planos. A mí, ya veis un poquito puntiagudos.
4. El chocolate se quema enseguida, así que podéis hacerlo al baño María.

lunes, 26 de noviembre de 2012

SOLDADITOS DE PAVÍA


El bacalao es mi pescado favorito, sobre todo si está conservado en sal, así que cuando vimos que en el Reto de Alia este mes había una propuesta con este pescado, no dudamos, esa sería nuestra elección.

Leí la receta y la deje en pendientes, compre el bacalao y lo dejamos en la nevera, poco a poco se iba acercando la fecha de publicar y no teníamos la receta preparada, así que fue esta semana cuando lo pusimos a remojo.

Mi mayor sorpresa es que la receta la prepara mi madre en casa de siempre, y para mí es bacalao rebozado, por lo que fue una sorpresa el nombre pero pensaba que solo era una manera de llamarlo, pero la sorpresa ha ido a más cuando después de tener la receta preparada he empezado a ver muchas con este mismo nombre. Que no era una manera de llamarlo, que es que la receta se llama de esta peculiar manera.

Bueno, es una receta que viene fenomenal para un aperitivo, o como un segundo plato.

Ingredientes:

  • 300 gramos de bacalao (sin piel ni espinas).
  • 3 cucharadas de harina.
  • Dos ajos.
  • Perejil.
  • Agua filtrada o mineral.
  • Una pizca de sal.
  • Una cucharadita de levadura química.
  • Unas hebras de azafrán.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).


Preparación:

Lo primero de todo desalar el bacalao, es fundamental hacerlo bien. Para ello, lavamos el bacalao debajo del agua y quitamos la sal que lleva pegada, colocamos en un bol y cubrimos con agua del tiempo. Meteremos a la nevera e iremos cambiándole el agua al bacalao tres veces al día durante dos días.
Al estar en la nevera que tiene una temperatura constante se desala siempre a la misma velocidad.

Una vez bien desalado (probaremos un trocito antes de ponernos a cocinarlo), cortaremos en bocaditos el bacalao (sin piel ni espinas) y lo colocamos en papel de cocina y escurriremos para que salga todo el agua.

En un bol colocamos la harina con una pizca de sal, el ajo muy picadito y el perejil también muy picado, mezclamos, y vamos añadiendo agua poco a poco, hasta que quede una pasta cremosa, sin grumos, es el momento de añadir el azafrán, y la levadura. Volveremos a mezclar bien la masa. Su textura debe de ser similar a unas natillas.

Echamos los trocitos de bacalao en la masa, y los envolvemos con la misma.

Colocamos en una sartén abundante AOVE y ponemos un ajo entero, cuando el mismo este hecho lo sacamos del aceite. Vamos echando los trocitos de bacalao poco a poco para que no baje mucho la temperatura del aceite y le vamos dando vueltas.

Sacamos el bacalao a una fuente con papel absorbente. El acompañamiento perfecto es el ajoaceite. Queda de vicio.


Recomendaciones:

1. Secar bien el bacalao para que el  mismo no tenga nada de agua cuando lo vayamos a freír.
2. Si el bacalao está un poco salado cuando lo vayáis a hacer, colocadlo bajo el grifo de agua tibia, y dejadlo unos minutos así.
3. En casa se le pone azafrán, pero no tiene porque ponérsele, se puede quitar si no os gusta el sabor.

martes, 20 de noviembre de 2012

MIS PRIMERAS GALLETAS DECORADAS Y CON LAS ZARPAS EN LA MASA




Las galletas decoradas me parecían monísimas, pero no me atrevía a hacerlas en casa así sin más, entonces vi en las Recetas de MJ un video que grabó con Paula de «Con las Zarpas en la Masa», y lo mejor es que ella estaba en mi ciudad. Así que en cuanto vi que se podía hacer un curso en Zaragoza me apunte, y allí que me fuí. Me lo pasé fenomenal, y ella se porto bien no, lo siguiente, nos ayudo mucho y lo mejor de todo es que una vez que ves como se hace es más sencillo animarte a hacerlas tu en casa. Y por cierto nos trajo unos cupcake de calabaza que estaban que perdías el sentido.
Este post no tiene receta, que va, solamente os voy a enseñar mis primeras galletas decoradas que hice solita, y es que estoy tan orgullosa de ellas. Si lo sé, se pueden mejorar, y mucho pero oye me salieron que no es poco.
La receta lo mejor es que la veáis en el blog de Paula, y si podéis os recomiendo que hagáis un curso, que os encantará, aún quedan plazas libres en alguno de los que va a hacer los próximos días.



Bueno ahí va otra foto y animaros que no es tan difícil como parece, y es muy divertido, sobre todo aquellos que tengáis niños (o un sobrino como nosotros), seguro de disfrutan mucho, mucho.

lunes, 19 de noviembre de 2012

TARTA DE QUESO CON BASE DE GALLETAS


El otro día teníamos una cena informal en casa pero me apetecía preparar un postre pero lo quería hacer el día de antes por aquello de que «mujer prevenida vale por dos». Bueno pues me puse a buscar la receta de mi tarta favorita de queso y … oh Dios mío la he perdido. Menos mal que la había repartido entre mis compañeras de trabajo y me la enviaron rápido, rápido.

Veis como no es mentira aquello de que pierdo las recetas y las necesito tener todas juntas.

Esta receta es muy, muy fácil, y de verdad que sale espectacular. Nos la comimos con una mermelada de moras caseras pero… no nos dio tiempo a tirar la foto, así que imaginarosla cubierta de mermelada por encima, una delicia.

Ingredientes:

  • 15 galletas Chiliquin o tipo Digestive.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 270 gramos de queso de untar.
  • 250 gramos de leche condensada.
  • 3 huevos.
  • 1 pizca de sal.

Preparación:

Necesitaremos un molde como de unos 20 centímetros de diámetro, para que quede la tarta bastante alta. Si es desmontable mejor pero sino no pasa nada forrar el molde con un papel de horno humedecido el molde y saldrá sin ningún problema.

Lo primero precintar el horno, por arriba y por abajo, a 180 grados.

En segundo lugar hay que triturar las galletas, si tenéis un robot de cocina perfecto y sino se mete en una bolsa de plástico las galletas y se machacan con un rodillo. Una vez que las tengamos trituradas se mezclan con la mantequilla (previamente semederritida en el microondas) y hacemos una masa compacta que pondremos en la base de nuestro molde y meteremos a la nevera para que se enfrie.

En tercer lugar, cogeremos los huevos y separaremos las yemas y las claras. En el bol en el ponemos las yemas, añadiremos la leche condensada y el queso de untar, y batiremos con unas varillas hasta que la mezcla quede muy suave.

Montaremos las claras a punto de nieve con la pizca de sal.

Añadiremos a la crema preparada, poco a poco las claras a punto de nieve, con movimientos envolventes, para que no se bajen.

Nos quedará una crema muy suave, que vertemos sobre la base de galletas, e introducimos al horno durante unos 25 o 30 minutos. Comprobaremos que esta hecha con un palillo, y dejaremos dentro del horno 5 minutos más. Sacamos y dejamos enfriar.

Recomendaciones:


1. El queso de untar se puede sustituir por Mascarpone, también sale muy rica.
2. No os olvidéis de meter la base de galletas a la nevera, sino está compacta echaréis la base y se subirán las galletas arriba.
3. Comprobad bien si está hecha o no la tarta, aunque en el centro este un poquito tierna no pasa nada, luego se compacta.
4. Esta tarta está mejor de un día para otro, cuando la vayáis a servir, se saca de la nevera un ratito antes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...