miércoles, 11 de julio de 2012

CROQUETAS DE BACALAO Y PIÑONES


Como ya os he dicho alguna vez, me gustan todas las croquetas pero estas especialmente. La receta es de mi madre, y ella a su vez la aprendió de su madre, ósea mi abuela, y me hace muchísima ilusión que estén en este blog.


Mi abuela era una de las personas más especiales que he conocido, nos quería a todos sus nietos a rabiar (y éramos unos cuantos, once en concreto). Yo la adoraba, bueno mejor dicho la adoro. Así que para ella…




Ingredientes:

·         500 gramos de bacalao.


·         2 cebollas.
·         5 cucharadas soperas de harina colmadas.
·         1 litro de leche.
·         25 gramos de piñones.
·         1 ajo.
·         Perejil.
·         Nuez moscada.
·         Sal.
·         Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).
·         Pan rallado (cracker mejor).
·         2 huevos.

Preparación:



En una sartén profunda se pone AOVE, como ½ vaso de agua, os parecerá mucho aceite pero estas croquetas se lo absorberán al cocinarse.


Añadiremos la cebolla picada muy finita, y la dejaremos que se haga muy lentamente. Mientras desmigajaremos el bacalao desalado. 




Cuando la cebolla ya este añadiremos el bacalao y dejaremos que se haga un poco (2 minutos) para que pierda algo del agua que tenga.




En un mortero picaremos el ajo, el perejil y los piñones. 







Una vez que han pasado los dos minutos rehogando el bacalao, añadimos la harina.





Dejaremos que se haga un poco la harina, como unos 2 minutos moviendo la masa para que no se pegue al fondo de la sartén.






Añadiremos primero la majada del mortero.





Y luego de golpe ¾ de litro de leche, preferentemente tibia, e iremos moviendo la masa con movimientos envolventes, de abajo a arriba, para que la harina se vaya disolviendo. 




Volveremos a añadir la leche que nos falta, y dejaremos que la masa vaya cociendo. Desde que echamos la harina hasta que saquemos la masa de la sartén debe pasar al menos 20 minutos para evitar que la masa sepa a harina.


La masa conforme va cociendo coge consistencia, sabréis que la masa está bien cuando se mueva toda en bloque. Es el momento de echar la sal y la nuez moscada molida. 



Un par de vueltas más y la colocaremos en una fuente a que enfrié. Se tapa con papel transparente, y una vez que este tibia o fría se mete a la nevera unas horas o mejor hasta el día siguiente. 





Se forman las croquetas y se pasan por harina, huevo y pan rallado. Freír en AOVE y listas para ser comidas. ¡Qué delicia!

Recomendaciones:

1. Al tapar las croquetas con papel transparente, hay que ponerlo pegado a la masa para que no entre aire y no hagan costra.

2. El pan rallado a utilizar puede ser normal o más grueso, según como os guste más.

3. No es necesario pasarlas por harina, se pueden rebozar solo en huevo y pan rallado, quedan muy similares.

4. Al batir los huevos para rebozar las croquetas, echar un par de cucharadas de leche, eso hara mas suave el rebozado.

1 comentario:

  1. Me ha gustado tu forma de hacer la masa, la picada le debe dar un toque muy rico.

    Besitos

    ResponderEliminar

Os agradecemos de todo corazón los premios que nos otorgáis pero por falta de tiempo para cumplir las condiciones de los mismos este blog no participa en cadena de premios. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...