domingo, 30 de septiembre de 2012

ESPAGUETIS NEGROS A LA MARINERA






e encantaron, no puedo decir otra cosa, fue una comida de domingo, plato único. Por llevar la contraria a la mayoría de las personas, no me va mucho la pasta, parece que se reproduce en mi plato. Yo, que como rápido, muy rápido generalmente me quedo la última con la pasta, pero está vez no. Queda muy ligera, muy suave de sabor, y el toque de limón incluso la hace refrescante.

Ingredientes (para dos personas):

·         200 gramos de pasta.
·         250 gramos de almejas.
·         8 mejillones.
·         150 gramos de gambas.
·         3 tomates maduros.
·         2 cebolletas tiernas.
·         2 ajos.
·         ½ vaso de vino blanco.
·         Perejil.
·         1 limón.
·         Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).
·         Sal. 

Preparación:

En una olla con abundante agua coceremos la pasta según las instrucciones del fabricante.
En una sartén bastante amplia, echamos dos cucharadas de AOVE y las cebolletas muy picadas, dejaremos que se rehogue durante unos minutos, en cuanto empiece a tomar color añadiremos los tomates pelados y muy picados. Dejamos que se haga la salsa durante unos 20 minutos a fuego suave.
Mientras, en otra sartén ponemos dos cucharadas de AOVE, añadimos el otro ajo picado, y en cuanto empiece a tomar color añadimos las almejas y los mejillones, el vino blanco y la ralladura del limón. Dejamos que se abran, que costará unos minutos. En cuanto estén abiertos los moluscos separamos del fuego y reservamos con su caldo.
Una vez que la salsa de tomate este hecha, añadimos las gambas peladas, dejamos que se hagan 2 minutos, echamos los moluscos y su caldo y dejamos cocer todo junto 2 minutos más. Este es el momento de añadir la pasta que tenemos reservada. Servir muy caliente.

Recomendaciones: 

1. Cuando pongamos a abrir los moluscos, debemos tener el fuego fuerte para que se abran rápidamente.
2. Las almejas debemos ponerlas durante unas horas en agua fría con sal para que eliminen la arena.

martes, 25 de septiembre de 2012

MERMELADA DE PLÁTANO Y NARANJA




Durante todo el verano he tenido la intención de hacer una mermelada de plátano y naranja para «donar» la misma a Mai del blog Hierba y Especias. Y cada día decía: «la semana que viene, la próxima… », hasta que he dicho, ahora o ya no llego.

Respecto a la iniciativa, la receta la donas por una buena vida para todos, y para ellos es necesario tener en cuenta los 5 mandamientos de la acción:

1.consume local...compra más en fruterías y pequeños establecimientos evitando las grandes cadenas que están hundiendo los precios en origen.


2.cuando tu bolsillo te lo permita, compra productos de precio justo... si no puedes siempre, ayuda de vez en cuando con pequeñas compras.

3.piensa que ciertos productos bio no son ni mejores ni peores para tu salud pero sí lo son para quienes los trabajan.

4.si los gobiernos y organizaciones internacionales no miran por el bienestar de la personas, hazlo tú... no los condenes al olvido.

5.deseo una vida más justa y más sana, como la mía... ojalá algún día, todo el mundo tenga lo que yo tengo.... ni más ni menos.
Así la entrada ha quedado mucho más completa.

Respecto a la receta, decir que esta mermelada está realmente rica, y es diferente, muy diferente a las demás. La textura es muy agradable, similar a un pate vegetal, está riquísima. Es necesario añadirle el zumo de naranja porque el plátano prácticamente no suelta nada de agua y si no quedaría demasiado compacta.
Ingredientes:
·         500 gramos de plátanos limpios.
·         150 gramos de azúcar moreno.
·         3 naranjas en zumo (mínimo 200 mililitros).
Preparación:
En un bol colocamos los plátanos cortados a trocitos, y añadimos el azúcar y el zumo de naranja, y lo dejamos macerar al menos un par de horas.
Pasado este tiempo, colocamos en una olla y dejamos que vaya cociendo a fuego suave, hasta que la mermelada alcance la textura deseada. No es necesario pasarla por el pasapurés, porque machacándola con un tenedor es más que suficiente y queda una textura muy agradable al paladar.
Rellenamos los botes esterilizados, dejamos enfriar, cerramos y al baño María durante 20 minutos, etiquetamos y lista!!!!
Recomendaciones: 
1. Si la mermelada veis que os queda muy espesa añadirle más zumo de naranja. Si por el contrario veis que está muy líquida subir el fuego y dar vueltas constantemente, para evitar que se pegue.
2. Los plátanos tienen que estar maduros, pero sin estar pasados, claro.
3. Si os gusta podéis añadirle una gotas de chocolate al envasarla o incluso ralladura de naranja, le da un toque muy especial.

domingo, 23 de septiembre de 2012

ARROZ A LA CUBANA


El arroz a la cubana, que por raro que parezca dicen por ahí que no es de origen cubano sino español. Con independencia de quién y dónde tenga su nacimiento es un plato que está muy rico y es muy completo. El mío es muy tradicional, no tiene nada de especial, pero es tan de mi recetario que no podía faltar en el blog, es una comida de subsistencia, pero que también debe estar en este blog.


Ingredientes (para 4 personas):
·         4 tazas de café de arroz redondo.
·         1 litro de agua.
·         1 kilo de tomates (pelado previamente).
·         2 cebollas.
·         1 zanahoria.
·         2 ajos.
·         4 huevos.
·         Sal.
·         Azúcar.
·         Pimienta.
·         Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).
·         4 salchichas de Frankfurt (opcional).

Preparación:

Lo primero de todo es poner una olla con el agua, una cucharadita de sal, una cebolla cortada entera, una zanahoria y un chorro de AOVE al fuego. En el momento que hierva añadimos el arroz y dejamos que se cueza de 18 a 20 minutos con fuego medio.
Una vez que el arroz este cocido, refrescaremos bajo el grifo del agua y dejaremos que enfrié del todo.
Mientras se va cociendo el arroz, en una sartén amplia ponemos un chorrito AOVE y freímos los dos ajos, que en el momento de estar dorados sacaremos de la sartén. Añadiremos una cebolla muy finamente picada, y dejaremos que se haga hasta que este muy pochada, y será el momento de añadir los tomates picados, y dejaremos que fría todo junto durante al menos 30 minutos. A mitad de cocción echaremos una cucharadita de azúcar y la sal al gusto.
Es el momento de montar el plato, calentamos el arroz en el microondas un minuto, ponemos en un molde sobre un plato amplio, cubrimos con la salsa de tomate muy caliente.
Haremos el huevo en AOVE, y lo colocaremos en un lateral del plato, con un toque de sal y pimienta. Si se desea se puede acompañar con unas salchichas de Frankfurt o plátano frito. Serviremos rápidamente y a comer……….. un plato de reyes muy sencillo.
Recomendaciones:

1.   Calentar el arroz en el microondas hará que se suelte un poco, y todavía lo hará más si al momento de calentarlo añadir una cucharadita de mantequilla o un chorrito de aceite.

2.   Se puede servir con plátano frito, con salchichas, con pechugas a la plancha, está igual de bueno.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

MERMELADA DE MORAS Y MAGDALENAS RELLENAS






Esta receta seguramente habrá mucha gente que ya la habrá preparado y no le parecerá interesante, pero para nosotros es la primera vez que la hacemos, así que para no olvidar el primer objetivo de este blog (no perder nunca más una receta), la añadimos al mismo.


Las moras las recogimos nosotros, ya sabéis que durante los meses de agosto y septiembre es cuando se pueden recoger un mayor número de moras, estás en concreto son del valle de Benasque, del camino que une Castejón de Sos con Sos. Son una moras muy dulces y sabrosas, aunque como este año ha llovido menos que otros son un poquito más pequeñas.

Después de mucho mirar y de hacer varias pruebas de sabor, nuestra receta quedó de la siguiente forma, tachan tachan:

Ingredientes:

  • 500 gramos de moras.
  • 200 gramos de azúcar blanco.
  • 100 gramos de azúcar moreno.
  • ½ limón.
  • ½ manzana (opcional).

Preparación:

Colocar en un bol durante al menos 2 horas las moras bien lavadas con el azúcar blanco y moreno, y el zumo del medio limón, y si se desea la media manzana cortada a trocitos con piel (la pectina de la manzana ayudará a espesar la mermelada).

Pasado este tiempo se pone en una cacerola y se deja cocer, removiendo constantemente para evitar que se pegue, durante unos 20 minutos, pasado este tiempo se pasa por el pasapurés para eliminar las pepitas.

Se rellenan los botes previamente esterilizados (al baño María o en el horno), se deja enfriar, se cierran y se cuecen al baño María durante 20 minutos dejamos enfriar en la misma cacerola donde se han cocido, y lista para ser utilizada.

Nos sobro una poquita mermelada, que no era suficiente para rellenar otro bote, así que hicimos unas magdalenas clásicas, pero sin canela ni limón, y rellenamos hasta la mitad las cápsulas, luego pusimos una cucharadita de mermelada de moras, y terminamos de rellenar hasta los dos tercios de cápsula. Horneamos como siempre y una absoluta delicia.

Os dejamos la «prueba» de las magdalenas rellenas.



El resto de mermelada la tenemos guardada como oro en paño, para hacer algún pastel o tarta, o simplemente para unas tostadas de desayunos recién hechas.

Esperamos que os guste la receta. Besicos.

Recomendaciones:

1. Para saber si la mermelada está en su punto de espesor, coger una poquita ponerla en un plato y dejarla enfriar, si podéis pasar el dedo y arrastrándola se hace como una acordeón está en su punto.

2. Si la mermelada está muy espesa, se puede añadir un poquito de agua o zumo de naranja, hasta llegar a dejarla en su punto. Si por el contrario está muy poco espesa, dejadla cocer unos minutos más.

domingo, 16 de septiembre de 2012

PAN DE MAÍZ (BROA DE MILHO)



La propuesta de hacer pan de Bake The World me intrigaba, así que me anime a ver de que se trabaja y tachán… un pan de maíz, el llamado Broa de Milho, que se elabora en Portugal y en parte de Galicia.
Es un pan de harina de maíz, no muy utilizada en España para hacer pan, pero que da al pan un sabor diferente pero muy sabroso. Después de varios intentos, nos ha quedado un pan que no ha sido muy difícil de trabajar y con una consistencia muy buena.
La receta, después de mirar, yo creo que cientos de ellas, la encontré en el blog de Tentaciones sobre la Mesa, que es portugués y me encanta. Así que con su permiso me lleve prestada su receta de Bolo de Broa de Milho com Sardinhas, y la hice como ella decía, con alguna pequeña variación.
Además, en este tipo de pan hay muchísima variedad, hay recetas que usan masa madre, mezclas en otros porcentajes de harinas, harina de maíz amarilla, más o menos agua etc…
En cualquier caso os animamos a que lo hagáis y os mostramos el resultado.
Asimismo, os dejó los enlaces de los demás blog que hicieron este pan:

 Ingredientes:

·         500 gramos de harina de maíz (blanca).
·         150 gramos de harina de trigo (de fuerza).
·         550 mililitros de agua.
·         8 gramos de sal.
·         18 gramos de levadura de panadería.

Preparación:

En un bol ponemos la harina de maíz y la sal, y a la vez en una cacerola a hervir 450 mililitros de agua (o en el microondas).  

En cuanto el agua este hirviendo, escaldamos la harina de maíz, mezclamos la masa con una cuchara de madera, y dejamos reposar media hora, hasta que se enfríe.

Después de pasado este tiempo, deshacemos la levadura de panadería con el resto del agua que deberá de estar tibia. Agregamos a la masa de maíz la harina de trigo, envolvemos, añadimos el agua y la levadura, y amasamos. Rectificaremos de harina o agua según nos lo pida la masa, hasta que esta quede suave.

Dividimos la masa en dos, hacemos una bola con cada una, y colocamos sobre la bandeja del horno (untada con aceite o sobre papel de horno). Con un cuchillo hacemos una cruz en la superficie, tapamos con papel transparente y dejamos levar hasta que doble su volumen. 

Precalentamos el horno a 250 grados. 

Bajamos el horno a 200 gramos y metemos el pan, lo tendremos durante 30 minutos, bajamos el horno a 180 grados y lo tenemos unos 10 minutos más. Es importante vigilarlo para que el pan no se queme por fuera y quede crudo por dentro.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

ROLLITOS DE PASTA PHILO




¡¡¡¡Cómo me gusta esta pasta!!!! Da un juego enorme, rellena de dulce o de salado, mantiene ese punto crujiente, vamos que me vuelve loca. Si no fuera por lo que me cuesta encontrarla, la última vez la compre en un supermercado árabe y estaba ……………. Qué os voy a contar. 

Con una ensalada de tomate y una cervecita bien fría, fue la cena perfecta.  

Aquí os dejamos una foto del corte, para que veáis el interior y su relleno.




























Ingredientes:
·         4 hojas de pasta philo.
·         175 gramos de jamón york (en un único trozo)
·         4 filetes de queso que funda bien.
·         Mermelada de tomate al gusto.
·         Aceite de girasol.
Preparación:
Precalentamos el horno a 250º por arriba y por abajo.
Lo más difícil de esta receta es trabajar la pasta, porque es muy fina y delicada y se seca con mucha facilidad. Para ello sacaremos 2 hojas de pasta philo y el resto la guardaremos dentro de un paño de cocina para que no se seque.
Partimos las hojas por la mitad a lo largo, y pincelamos la primera con aceite de girasol, ponemos otra mitad, pincelamos, así hasta terminar.
En una esquina de la masa, ponemos la mitad del jamón york picadito, dos cucharaditas de mermelada de tomate y dos filetes de queso, enrollamos, pincelamos con aceite y guardamos en una tarina cerrada para que no se seque. Repetimos la operación con la siguiente.
En una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, colocamos los dos rollitos e introducimos al horno a 180º por arriba y por abajo, unos 10 minutos, vigilando que no se queme. (Tened en cuenta que cada horno es un mundo, es una pasta que no se puede dejar de mirar, se quema en un momento) 
Y listo, a disfrutar!!!
Recomendaciones: 
1. Para untar la pasta se puede utilizar mantequilla, margarina o incluso aceite de oliva, pero es interesante que sea una grasa ligera de sabor, para que no impregne demasiado el relleno.
2. Se puede rellenar con pavo o jamón serrano y está también muy bueno.
3. Guardar la masa que no se este usando en ese momento, envuelta en un trapo de cocina limpio o en papel transparente. Hay que evitar que se seque.
4. Se pueden preparar los rollitos un par de horas antes de comerlos, y meterlos rellenos en una tarrina bien cerrada en la nevera. Pincelamos en el momento de meterlo al horno y listo.

domingo, 9 de septiembre de 2012

POLOS DE CHOCOLATE


La Recepta del 15 nos proponía un nuevo ingrediente, el chocolate, y estuve pensando y pensando qué podía hacer que fuera rápido y no me hiciera pasar mucho calor en la cocina, que el tiempo está todavía caluroso.
 
Así, que como tenía la polera vacía, los polos de frambuesas se habían terminado hacía días, me decidí: unos polos de chocolate.
Comencé a investigar, por aquí y por allá, y al final, receta propia cambiando cantidades e ingredientes, ¿qué nos pasa a quienes cocinamos que no podemos seguir ninguna receta al pie de la letra?.
Espero que os gusten, 
 
Ingredientes (para 6 poleras):
 

·         110 mililitros de nata de montar.
·         180 mililitros de leche (desnatada).
·         2 cucharadas de crema fraîche.
·         40 gramos de azúcar blanco.
·         40 gramos de cacao para hacer chocolate a la taza.
·         1 pizca de sal.
·         1 cucharadita colmada de maicena.

Preparación: 
 
Separamos como un par de cucharadas de leche y disolvemos la maicena.
 
Ponemos el resto de ingredientes en un cazo al fuego hasta que empiecen a espesar, momento en el que añadimos la maicena disuelta, dos o tres vueltas y separamos del fuego.
 
Dejamos que se enfrié la mezcla, rellenamos las poleras, y al congelador…
Mínimo 8 horas y listo para comerlos.

Espectaculares!!!!
Fuente de inspiración principal: Fook and Cook

Recomendaciones: 
1. La crema fraîche se puede sustituir por nata o leche, no pasa absolutamente nada, quedarán un poquito más ligeros, serán unos 50 mililitros de líquido más.

2. El azúcar puede ser moreno, o incluso un poco de edulcorante para no tener tanto sentimiento de culpa. 
3. El chocolate podemos enriquecerlo con un montón de cosas, con pepitas de chocolate, con almendra picada, con un chorrito de licor, con vainilla… Estos, quería que tuvieran un sabor intenso a chocolate, y por eso no quise enmascararlo con nada más.

4. Para desmoldar los polos, como siempre, unos segundo la polera debajo del agua caliente, y salen perfectamente. Sino tenéis polera en un vasito de chupito salen igualmente bien.

5. Me habéis preguntado dónde compre las poleras, están son del IKEA, pero hay en muchos sitios de menaje, y son muy baraticas.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

PAN DE MOLDE CASERO



Hacer masas en general me encanta, pero reconozco que tiene cierta dificultad. Sin embargo este pan es muy fácil de hacer y siempre sale bien.

Procuro tener siempre en el congelador, y es estupendo para comerlo tostado en el desayuno o en un sándwich el fin de semana.
La receta original la vi en la televisión, en un programa del Canal Cocina, Divinos Pucheros. Pero al final empecé a introducirle cambios y ahora es esa receta pero con varias matizaciones. Os dejo el enlace a la receta original en Canal Cocina.
Este pan es, cómo dice mi otra parte contratante: Pan Laura. Lo publicamos dedicado en especial a María (ella ya sabe) que quiere introducirse en el mundillo del pan.
Atreveros a hacerlo, es muy fácil y el resultado una vez que lo ves horneado merece la pena, de verdad.
Ingredientes:

  •     500 gramos de harina de fuerza.
  •     350 mililitros de leche.
  •     25 gramos de levadura fresca de panadería.
  •     20 gramos de mantequilla blandita (punto pomada).
  •     1 cucharadita de sal.
Preparación:
Calentamos la leche en el microondas, sólo tiene que estar tibia, y diluimos la levadura en la misma.
En un bol echamos la harina, la sal y hacemos un hueco en el centro. Vertemos la leche y vamos mezclando con la mano poco a poco hasta que esté todo integrado. 

Es el momento de amasar, si no tenéis ninguna máquina que os ayude, pues a mano, es muy entretenido y sustituye al gimnasio. Os enlazo un video que cómo hacerlo. Serán unos minutos, cómo unos 15 o 20 minutos.
Si tenéis amasadora será suficiente con unos 10 minutos, primero 2 o 3 minutos lento y luego a velocidad fuerte.
Cuando quede para terminar unos 5 minutos de amasado, hay que añadir la mantequilla en punto pomada para que se integre todo bien.

La masa tiene que quedar lisa y tener un olor agradable.


Y listo, empiezan los reposos y levados.Colocaremos la masa en un bol con harina y la tapamos con un paño un poco húmedo, hasta que la masa duplique su tamaño (una media hora).

La masa que ya ha crecido tenemos que des gasificarla, quitarle el aire. Para ello echamos la masa en la encimera y la aplastamos.



La partimos por la mitad.



Y hacemos dos barras de la siguiente manera:

Le damos la vuelta y la meteremos en dos moldes enmatequillados (no sé si existe la palabra pero a qué me habéis entendido).


Una vez que la masa este en los moldes, la tapamos con un paño húmedo y la dejamos reposar y levar hasta que doble su volumen, entre media hora y 45 minutos. 


Ponemos a precalentar el horno a 250 grados por arriba y por abajo.
Una vez que la masa ha subido, la colocamos en la rejilla del horno y la introducimos en el mismo durante unos 30 minutos a 180 grados.


Sacaremos el pan y lo colocaremos sobre una rejilla para que se enfrie y cuando este tibio lo meteremos en una bolsa de congelar para que la corteza se ponga blandita y adquiera más textura de pan de molde. 






Recomendaciones:
1. Podemos sustituir la mantequilla por Aceite de Oliva Virgen Extra.
2. Una vez bien frio el pan, se puede cortar en rebanadas y congelar. Siempre tendrás pan en el congelador.
3. Para saber si el pan está cocido, lo sacamos del molde y lo golpeamos si suena hueco ya está sino habrá que dejarlo unos minutos más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...