jueves, 3 de marzo de 2016

GALLETAS CRUJIENTES DE CHOCOLATE

PASTAS CRUJIENTES DE CHOCOLATE



Las nuevas tecnologías nos ayudan a relacionarnos de otras maneras, y en el caso de la cocina también. Quién me introdujo en el mundo de Instagram me dijo ¡¡¡es adictivo!!!! Y vamos si lo es… Y desde este mundo el otro día en una de mis páginas de referencia cuando quiero encontrar una receta que salga rica vi estas galletas de Webos Fritos y me volví loca, este fin de semana caen y vamos si han caído.


Se preparan rápido, se hornean en un plis plas y el resultado es excepcional.


Ingredientes:

  • 70 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 60 gramos de azúcar blanco.
  • 60 gramos de aceite (puede ser AOVE suave o girasol).
  • 10 gramos de agua.
  • 250 gramos de harina.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1  cucharadita de esencia de vainilla.
  • 50 gramos de chocolate.
  • 1 huevo.

Preparación:



En un bol se coloca la mantequilla y el azúcar y se bate enérgicamente, luego se incorporan los líquidos, aceite, agua y esencia de vainilla, se mezcla bien y se añade poco a poco la harina que se habrá matizado. Cuando se haya incorporado la mitad de la harina, se añade el chocolate y se mezcla con la mano, terminamos de añadir la harina con la sal y la levadura. Para unir la mezcla la echaremos sobre la encimera y haremos una bola. Con estas cantidades sale una bola tierna pero que no se pega nada.


En mi caso, las galletas que necesitan reposo en la nevera siempre lo hago de la siguiente manera. Pongo la masa entre dos papeles de horno y la aliso con un rodillo, deben quedar como de un centímetro de altura (no crecen y no se juntan en el horno). 


Las meto en el frigorífico media hora.


Las saco las corto con un corta pastas y la bandeja con las galletas las meto otro ratito a la nevera para que luego no pierdan la forma.


Momento de poner el horno a calentar a 180 grados, por arriba y por abajo y sin ventilador.


El huevo que tenemos reservado se bate y con él se untan las galletas que están en la bandeja. Se meten al horno y a esperar. En mi horno son 10 minutos justos para tener el punto perfecto pero… cada horno es un mundo y entre los 10 y los 13 minutos anda la cosa, así que hay que probar. Quedan doraditas y crujientes. El resultado es una galleta ligera (casi no lleva mantequilla), no muy dulce y perfecta para cualquier situación.



Recomendaciones:


1. A mí me gusta que la mantequilla este a temperatura ambiente para no calentarla en el microondas pero se puede hacer así.


2. Azúcar blanco, si se pone azúcar moreno (que es mi favorito) quedan como trocitos por dentro que crujen y el hojaldrado no es tan rico.


3. Un buen chocolate negro, el que más os guste, pepitas, a trocitos… pero que sea de buena calidad.


4. Tamizar la harina, quedan más ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...