jueves, 23 de mayo de 2013

HAMBURGUESAS DE SALMÓN Y GAMBAS


Nueva receta de pescado y además de viernes noche, como yo digo, de esas recetas que te comes con mucho gusto aunque sean de pescado (no es uno de mis alimentos favoritos, se nota, verdad).
Lo único que es un poquito más laborioso es montarlas, pero luego hacerlas se hacen en un momento. Os dejo dentro dos opciones para cocinarlas, cualquiera de ellas está muy rica, pero nosotros esta vez hemos hecho la más calórica, que oye para eso era fin de semana. 
Ingredientes  para las hamburguesas (para dos personas):
  •      300 gramos de salmón limpio de espinas y raspas.
  •      20 gambas arroceras.
  •      1 huevo.
  •      Pan rallado.
  •      Sal.
  •      Pimienta.
  •      Aceite de Oliva Virgen Extra.

Ingredientes para la salsa tártara:

  •         Mayonesa casera.
  •       Pepinillos.
  •       1 cebolleta tierna.
  •       1 huevo cocido.
  •       1 cucharadita de mostaza.



Ingredientes para el montaje de las hamburguesas:

  •       1 tomate grande.
  •       Lechuga o rúcula.
  •       2 bollitos de pan vienes redondos .
Preparación:
1. Formamos las hamburguesas:
Lo primero que hacemos es picar muy fino el salmón, pero siempre a cuchillo, y lo mismo las gambas que previamente habremos pelado. Mezclamos bien ambos ingredientes, añadimos sal y pimienta, volvemos a mezclar y montamos las hamburguesas.
Para ello utilizamos un molde redondo de aluminio de los de montaje, lo cubrimos con papel film y ponemos dentro la mezcla de salmón y gambas, aplanamos bien, cubrimos con el papel transparente y metemos la primera a la nevera. Hacemos la segunda y metemos también a la nevera.
2. Salsa tártara:
Mientras reposan las hamburguesas hacemos la salsa. Para ello, en un recipiente añadimos la cebolleta, los pepinillos y el huevo duro muy picados, luego la mayonesa casera (tiene que ser ligera no muy espesa y a la que habremos puesto limón), y la cucharadita de mostaza ( a mí como no me va mucho le pongo muy poca). Se le puede añadir también alcaparras picaditas.
3. Pasamos a hacer las hamburguesas. Aquí os doy dos opciones:
Opción 1:
Tal cual están las hamburguesas se pone una plancha o una sartén al fuego y cuando esté caliente se ponen sobre ella las hamburguesas y se van haciendo a la plancha con la propia grasa del pescado. Si viéramos que necesitan un poquito de aceite se les añade.
Opción 2: (Más calórica)
Sacamos las hamburguesas de la nevera, y las rebozamos con mucho cuidado en huevo batido y pan rallado, y freímos en AOVE caliente. Las sacamos de la sartén y se colocan sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
4. Montamos las hamburguesas:
Tostamos la base del pan, colocamos sobre ella muy poquita salsa la extendemos bien, y ponemos encima la lechuga elegida, luego una rodaja finita de tomate, luego la hamburguesa, otra rodaja de tomate y por último la salsa, tapamos y a degustar.
Espectacular, está mal que lo diga yo, pero que cena más rica. (Y lo rollera que soy)

martes, 14 de mayo de 2013

GAMBAS GABARDINA: MI APERITIVO PREFERIDO


Siempre que vamos a tomar el vermut comamos lo que comamos yo me pido unas gambas a la gabardina, ve vuelven loca, es que están tan ricas. Así que me dije vamos a probar a hacerlas en casa, porque en tempura si que las hacemos muchas veces pero a la gabardina, es decir, con masa orly no las había probado a hacer.

La receta es muy fácil, tan sólo hay que cogerle el punto a la masa, de verdad probad a hacerla, queda muy crujiente y recién salidas del fuego con una cervecita bien fría para quitar el sentido.
Ingredientes: 
·         12 gambas.
·         2 cucharadas de harina.
·         ½ cerveza (aproximadamente).
·         1 clara de huevo montada.
·         1 pizca de sal.
·         Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
Preparación:
Lo primero es pelar las gambas y dejarles la colita (si se quiere). Dejamos sobre un papel absorbente para que luego la pasta se pegue mejor.
En un bol mezclamos la harina, con la cerveza, dos cucharada de AOVE y la sal y movemos hasta que esté todo muy incorporado y sin grumos. Es el momento de añadir la clara de huevo que habremos montado a punto de nieve (no muy duro). Incorporar con movimientos envolventes. La masa está lista para ser utilizada.
Salar las gambas al gusto, envolver en la masa, y freír en abundante AOVE, de buena calidad, lo que dejará en la gamba un sabor especial.
Colocamos las gambas sobre papel absorbente y A COMER…
Recomendaciones:
1. Mejor siempre la receta con gambas que con langostino pero si no encontráis se puede hacer con estos sin problema.
2. La primera vez que la hagáis os recomiendo que pongáis en la masa una pizca de levadura química, pero solo una pizca, con este truco saldrán perfectas hasta que cojáis confianza para hacerlas sin ella.
3. Siempre que las gambas sean frescas, se pueden envolver y congelar con la masa, para ello las envuelvo en papel transparente y les doy forma, luego como las compradas, directamente al fuego.

jueves, 9 de mayo de 2013

PASTEL DE CARNE Y PATATA DE CELLA: UN CLÁSICO QUE SIEMPRE SALE BIEN



Lo primero de todo pedir disculpas por la ausencia, pero ha sido involuntaria, me era imposible encontrar un momento para redactar las entradas.

Ahora a lo importante, los pasteles de carne me gustan todos, y he hecho un montón de ellos, cojo la receta y la sigo al pie de la letra. Sin embargo, este fin de semana me apetecía cocinar pero a mi manera, relajada y desconectando del mundo en general. Además, quería que tuviera un ingrediente que me encanta y que es la patata, y si encima es de Cella ni te cuento. Le damos las gracias a «Las Mariposas del Cariño en mi Cocina» por introducirnos este ingrediente, es impresionante, mil gracias.


Además, buscando entre mis cosas favoritas, utilice al Ajimolido, que para mí tiene un sentido especial, puesto que el paquete me lo envío otro blogger cosa que nunca podré dejar de agradecer. 


El resultado de la receta un éxito total, y además participo con ella en el Recetario Mañoso de este mes, eso si de las últimas como siempre.


Ingredientes:


  •        ½ cebolla (de Fuentes).
  •        1 puerro.
  •        1 pimiento verde.
  •        200 gramos de tomate frito (casero)
  •        500 gramos de carne picada (ternera y cerdo, o pollo con jamón).
  •        4 patatas grandes de Cella.
  •        4 cucharadas de bechamel (opcional).
  •        Sal.
  •        Pimienta.
  •        Comino molido.
  •        Ajimolido.
  •        1 yema de huevo.
  •        Parmesano al gusto.
  •        Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).


Preparación:

En una sartén amplia ponernos tres o cuatro cucharadas de AOVE y comenzamos a pochar las verduras, primero la cebolla y el puerro, que habremos cortado muy pequeño. Vamos sofriendo con paciencia. Cuando la verdura este transparente, (10 minutos a fuego medio), añadimos el pimiento verde, también picado muy finamente. Dejamos que se haga todo junto otros 10 minutos a fuego medio bajo.

En una cacerola alta, ponemos a cocer las patatas, que habremos lavado previamente porque las pondremos con piel. Tendrán que cocer entre 25 y 30 minutos, pero id comprobando su punto de cocción.

Volvemos a las verduras, estando sofritas, añadimos la carne picada, y la vamos haciendo poco a poco, intentando que nos quede lo más suelta posible, habrá que cocinarla unos 15 minutos a fuego medio. 

En cuanto veamos que la carne está hecha (habrá cambiado claramente de color) añadimos las especias, siempre al gusto, a nosotros nos encantan. Le añadí un par de cucharaditas de cominos molidos, sal, pimienta y ½ cucharadita de ajimolido.

Es el momento de añadir el tomate (es muy importante que sea o casero o sea un buen tomate frito, sino nos puede estropear el sabor de la carne), dejamos que cueza todo junto 5 minutos y rectificamos de sal, dejamos que se enfrié la carne.

Ahora a por el puré, las patatas ya están más que cocidas, las sacamos del agua, entibiamos y pelamos. Las pasamos por un pasapurés, les añadimos un poquito de sal y una yema de huevo, y mezclamos bien, añadimos un chorro de AOVE (como tres cucharadas soperas) y volvemos a mezclar. Quedará suave y sin grumos, perfecto. Lo pasamos a una manga pastelera con una boquilla rizada. 

Montamos el pastel, en este caso he utilizado cazuelitas de barro individuales pero se puede hacer perfectamente en una fuente grande y luego cortar. 

Se rellena el fondo de la cazuelita con la carne, se coloca encima una cucharada de bechamel (se extiende), y luego con la manga con el puré se van haciendo montoncitos sobre la carne. Así hasta terminar con las cuatro raciones. 

Se espolvorean un poquito con queso parmesano (o el que más os guste), con un poco solo eso si, y se mete al horno, por arriba gratinar y por abajo calentar durante unos 15 minutos a 200 grados. Cada horno es un mundo, así que habrá que ir mirando por si acaso.

Recomendaciones:

1. Fundamental en este plato que la carne sea de buena calidad, con independencia de que sea de ternera y cerdo o pollo y jamón, que sea buena con poca cantidad de agua y muy sabrosa, y este bien picada. 

2. La carne puede estar preparada del día de antes, como luego va al horno se calentará y quedará como recién hecha, bueno mejor, porque coge más sabores. 

3. El puré de patatas, se puede aromatizar con lo que más os guste, a nosotros como la carne lleva sus especias no nos gusta ponerle nada mas, pero os lo dejamos a vuestro gusto.

4. No es necesario utilizar la manga pastelera para poner el puré, solo lo hicimos porque se reparte muy bien y queda mucho mejor, pero no pasa nada, la primera vez lo puse plano y lo estire con una espátula pastelera un poco de queso y listo.

5. El queso, elegid uno que os guste y gratine bien, eso hará que el pastel este muy más rico. Sin embargo, es opcional para aquellos que no les guste el queso.

6. El tomate no me cansare de decir que sea casero o de buena calidad si lo compráis, sino enmascara muchísimo el sabor de la carne.

7. Se puede quedar preparado un buen rato antes de la comida, sin que se note para nada, así, si el segundo plato ya está preparado lo demás es coser y rascar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...